Electroterapia

Electroterapia

La electroterapia es una técnica y terapia que se utiliza para rehabilitar lesiones y enfermedades a través de la electricidad.

Las corrientes de la electroterapia son positivas para paliar funciones analgésicas, antinflamatorias, relax de la tensión, mejora del trofismo, potenciación neuro-muscular, fortalecimiento muscular, disminución de edema, y control de dolor.​

El tipo de corriente más empleado en la electroterapia es el TENS, que consiste en la inhibición del dolor, tanto agudo como crónico, a través de una estimulación nerviosa transcutánea, es decir, a través de la piel. Este tipo de corrientes es muy útil en patologías neurálgicas, musculares y articulares.

INDICACIONES

  • Antiinflamatorio.
  • Analgésico.
  • Mejora del trofismo.
  • Potenciación neuro-muscular.
  • Térmico, en el caso de electroterapia de alta frecuencia.
  • Fortalecimiento muscular.
  • Mejora transporte de medicamentos.
  • Disminución de edema.
  • Control de dolor.
  • Mejora sanación de heridas.

CONTRAINDICACIONES

  • Mujeres embarazadas.
  • Afecciones infecciosas.
  • Fotofobia.
  • Trastornos psiquiátricos.
  • Electrofobia.
  • Afecciones oncológicas.
  • Metales.
  • Ojo, corazón y seno carotídeo.
  • Personas con marcapasos.
  • Tromboflebitis.

AVISO

Previo al tratamiento, su fisioterapeuta atenderá todas sus dudas y le hará entrega de un consentimiento firmado para que disponga de esta información por vía escrita. Por favor, si usted se encuentra incluido en alguno de los apartados anteriores, colabore informando a su fisioterapeuta antes de iniciar cualquier tratamiento.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies